Clases para profesionistas agrícolas que quieren escapar del promedio

Episodio 246 de Podcast Agricultura

Episodio 246: La importancia de la inocuidad agrícola con Lupita Rivas

Publicado:

| Actualizado:

Platiqué con Lupita Rivas, directora y auditora en Rivas Consulting Group, sobre el tema de la inocuidad agrícola, un tema de mucha importancia en la actualidad y que por supuesto tendrá mayor importancia en el futuro, debido a que los consumidores están aumentando sus exigencias de calidad e inocuidad.

Durante nuestra plática hablamos sobre qué es la inocuidad agrícola, por qué es importante y cuáles son sus elementos clave, así como sobre la Ley FSMA y qué implica para los agricultores, y también sobre los riesgos que existen al no cuidar la inocuidad en campo.

Además, Lupita también nos indicó cuáles son todos los productos y servicios que ofrecen, y durante la plática nos comentó que en el sitio web Food Safety se puede estar al tanto de las alertas de inocuidad en Estados Unidos, al igual que en la página de Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

Otros temas que tocamos en este episodio son: certificaciones que garantizan la inocuidad de los productos agrícolas, cómo se garantiza el cumplimiento de la inocuidad en campo y qué acciones pueden poner en riesgo la inocuidad de los alimentos.

¿La inocuidad agrícola llegará a un punto en el que no se pueda ir más allá?

La inocuidad agrícola es un tema crucial en la producción de alimentos. Sin embargo, afirmar que llegará a un punto en el que no se pueda ir más allá es una cuestión compleja. La tecnología y la ciencia avanzan constantemente, ofreciendo nuevas soluciones y mejoras en la seguridad alimentaria.

Primero, las tecnologías emergentes, como la inteligencia artificial y el Internet de las Cosas (IoT), están revolucionando la agricultura. Estas herramientas permiten un monitoreo constante y detallado de los cultivos. Los sensores pueden detectar contaminantes y condiciones adversas en tiempo real, lo que facilita la implementación de medidas preventivas y correctivas de manera inmediata.

Además, la biotecnología juega un papel importante. El desarrollo de variedades de cultivos resistentes a enfermedades y plagas reduce la necesidad de pesticidas, minimizando los riesgos de residuos químicos en los alimentos. La edición genética, como CRISPR, permite una manipulación precisa de los genes de las plantas para mejorar su resistencia y calidad.

La trazabilidad es otra área en constante mejora. Los sistemas de trazabilidad avanzada permiten rastrear cada paso del proceso de producción, desde el campo hasta el consumidor final. Esto asegura que cualquier problema de inocuidad se identifique y aborde rápidamente, limitando la propagación de contaminantes y facilitando retiros eficaces de productos si es necesario.

La microbiología también avanza. Nuevas técnicas de detección de patógenos se están desarrollando, permitiendo identificar contaminantes a niveles extremadamente bajos. Esto mejora la capacidad de los productores para garantizar que sus productos están libres de patógenos peligrosos antes de llegar al mercado.

Las normativas y regulaciones continúan evolucionando. Los gobiernos y organizaciones internacionales establecen estándares cada vez más estrictos para garantizar la seguridad alimentaria. Estas regulaciones impulsan a los productores a adoptar prácticas más rigurosas y tecnologías avanzadas para cumplir con los requisitos de inocuidad.

La educación y capacitación de los agricultores y trabajadores agrícolas es fundamental. La difusión de buenas prácticas agrícolas y la sensibilización sobre la importancia de la inocuidad alimentaria ayudan a reducir los riesgos de contaminación en todas las etapas de la producción.

La sostenibilidad también se integra en los esfuerzos por mejorar la inocuidad. Las prácticas agrícolas sostenibles no solo protegen el medio ambiente, sino que también contribuyen a la producción de alimentos más seguros. La gestión integrada de plagas, la rotación de cultivos y la conservación del suelo son prácticas que mejoran la salud del ecosistema agrícola y reducen la dependencia de químicos.

Finalmente, la investigación y desarrollo continuo son esenciales. Nuevos descubrimientos y tecnologías seguirán emergiendo, ofreciendo soluciones innovadoras para los desafíos de inocuidad alimentaria. La colaboración entre científicos, productores y reguladores será clave para aprovechar estas innovaciones y aplicarlas de manera efectiva.

Por lo tanto, la inocuidad agrícola es un objetivo en constante evolución. La tecnología, la ciencia y las mejores prácticas seguirán ofreciendo oportunidades para mejorar la seguridad de los alimentos. Mientras existan desafíos en la producción de alimentos, habrá espacio para la innovación y la mejora en la inocuidad agrícola.

Escucha Podcast Agricultura en Spotify, Apple, Amazon, iVoox y YouTube