Escucha el podcast en Spotify, Apple, Amazon e iVoox

Episodio 320 de Podcast Agricultura

Episodio 320: Presentación de los sensores para la agricultura Sigrow con Tonatiuh Quiñones y Héctor Reider

Publicado:

| Actualizado:

En esta ocasión platiqué con Tonatiuh Quiñones y Héctor Reider del podcast Agronauta, con quienes hablamos sobre el uso de sensores pequeños, prácticos y funcionales en la agricultura, ya que ellos manejan actualmente la línea de sensores Sigrow, los cuales sin duda representan una solución interesante en campo.

Si realmente queremos tecnificar la producción agrícola en las siguientes décadas el uso de sensores se debe masificar, porque mientras esto no ocurra seguiremos trabajando al “sentimiento”, lo cual es viable cuando se tienen muchos años de experiencia, e incluso así la mejora que se puede tener es mucha.

El detalle con los sensores que se han venido utilizando por años es que su manipulación requiere de mucho conocimiento, además de que se tienen que estar calibrando constantemente. En el caso de los sensores Sigrow estamos hablando de sensores que son de fácil uso y no requieren calibración.

Además, con estos sensores se pueden manejar datos microclimáticos, que nos indiquen problemas específicos en determinadas áreas de nuestra parcela, ya que su costo menor en comparación con lo que existe, permite comprar varios para ser utilizados en conjunto, con lo cual obtenemos información más detallada.

¿Por qué los sensores son fundamentales para mejorar la producción agrícola?

Los sensores en la agricultura desempeñan un papel crucial al proporcionar datos precisos y en tiempo real sobre diversas condiciones ambientales y del cultivo. Estos dispositivos permiten a los agricultores tomar decisiones informadas que optimizan los recursos y mejoran la producción.

Una de las principales funciones de los sensores es monitorear la humedad del suelo. Esto es esencial para la irrigación precisa, ya que permite aplicar agua solo cuando y donde es necesario, reduciendo el desperdicio y aumentando la eficiencia del uso del agua.

Los sensores climáticos, por otro lado, recopilan información sobre variables meteorológicas como temperatura, humedad del aire y precipitaciones. Esta información ayuda a prever condiciones adversas y a ajustar las prácticas de cultivo para proteger las plantaciones.

Además, los sensores de nutrientes juegan un papel vital en la fertilización al analizar la disponibilidad de nutrientes esenciales en el suelo. Esto facilita la aplicación de fertilizantes de manera más dirigida y eficiente, mejorando la salud del cultivo y evitando la sobreaplicación que puede ser perjudicial para el medio ambiente.

Otro uso innovador de los sensores en la agricultura es la detección de plagas y enfermedades. Mediante el análisis de imágenes y otros datos, estos sensores pueden identificar problemas de salud del cultivo antes de que se vuelvan visibles al ojo humano, permitiendo intervenciones rápidas y específicas.

Lo más relevante del agro en tu correo

Una vez que te suscribas te llegará un correo de confirmación; si no lo ves revisa en la carpeta de spam.