Escucha el podcast en Spotify, Apple, Amazon e iVoox

Episodio 345 de Podcast Agricultura

Episodio 345: ¿Qué es exactamente la agricultura regenerativa?

Publicado:

| Actualizado:

La agricultura regenerativa es un término utilizado para describir las prácticas agrícolas que restauran la salud del suelo y el equilibrio ecológico a largo plazo. Este tipo de agricultura se basa en el concepto de que trabajar con la naturaleza, en lugar de contra ella, para mantener nuestro medioambiente en las mejores condiciones.

La agricultura regenerativa se centra en la biodiversidad, la retención del agua y el restablecimiento de los nutrientes del suelo, lo que ayuda a garantizar un sistema sostenible que produce alimentos sanos, y que se basa mucho en la prevención a la hora de gestionar plagas o enfermedades, para reducir la dependencia de los agroquímicos.

¿Por qué la agricultura regenerativa es el futuro de la agricultura?

La agricultura regenerativa es considerada el futuro de la agricultura debido a su enfoque en la restauración y revitalización de los ecosistemas agrícolas. Este método no solo busca producir alimentos, sino que también se centra en mejorar la salud del suelo, aumentar la biodiversidad y secuestrar carbono, lo que es crucial para combatir el cambio climático.

El principio fundamental de la agricultura regenerativa es el manejo del suelo con técnicas que promueven su fertilidad a largo plazo. Esto incluye prácticas como la no labranza, que minimiza la perturbación del suelo; la cobertura vegetal, que protege el suelo de la erosión; y las rotaciones de cultivos y policultivos, que mejoran su estructura y diversidad biológica.

Estas prácticas aumentan la capacidad del suelo para retener agua, reduciendo la necesidad de riego y la vulnerabilidad a sequías y inundaciones. Además, un suelo saludable y bien estructurado es menos propenso a la erosión, manteniendo los nutrientes en el lugar donde los cultivos pueden aprovecharlos.

Otra ventaja significativa de la agricultura regenerativa es su capacidad para secuestrar carbono atmosférico en el suelo. Al hacerlo, no solo contribuye a la mitigación del cambio climático, sino que también mejora la calidad del suelo. Un suelo rico en materia orgánica es más fértil y eficiente en el ciclo de nutrientes, crucial para el crecimiento saludable de las plantas.

Por último, la agricultura regenerativa potencia la biodiversidad, tanto en la flora como en la fauna. Este aumento de la biodiversidad crea un ecosistema más resiliente y productivo, capaz de resistir mejor las plagas y enfermedades sin depender excesivamente de insumos químicos.

Dado estos beneficios, la agricultura regenerativa no solo representa una solución sostenible para la producción de alimentos sino que también ofrece un enfoque holístico que puede sustentar la demanda alimentaria global de manera más saludable y sostenible en el futuro.

Lo más relevante del agro en tu correo

Una vez que te suscribas te llegará un correo de confirmación; si no lo ves revisa en la carpeta de spam.