Escucha el podcast en Spotify, Apple, Amazon e iVoox

Episodio 344 de Podcast Agricultura

Episodio 344: Conociendo más sobre agricultura orgánica con Monserrat Simón

Publicado:

| Actualizado:

Platiqué con Monserrat Simón de Gaia Orgánicos sobre los fundamentos de la agricultura orgánica, es decir, lo que hay que comprender para que esta agricultura de resultados, así como sobre el cambio de mentalidad que necesitan los agricultores que quieran realizar la transición de producción convencional a producción orgánica.

Este tipo de agricultura es una forma de producción respetuosa con el medioambiente que busca mantener los ecosistemas naturales, proteger el suelo y conservar los recursos hídricos, al evitar el uso de pesticidas, herbicidas, antibióticos y fertilizantes sintéticos, siendo así una alternativa a la producción convencional.

¿Cuáles son las grandes ventajas de la agricultura orgánica?

Las grandes ventajas de la agricultura orgánica incluyen el impacto ambiental positivo, la promoción de la biodiversidad y la salud del suelo, y la producción de alimentos sin químicos sintéticos. Esta práctica reduce la contaminación del agua y del aire al evitar pesticidas y fertilizantes convencionales, lo cual disminuye la acumulación de nitratos en el agua subterránea y mitiga la emisión de gases de efecto invernadero. Además, mejora la estructura y fertilidad del suelo mediante el uso de compost, rotación de cultivos y cultivo de cobertura, lo que favorece un ecosistema más robusto y resistente a plagas y enfermedades.

Al fomentar un entorno agrícola diversificado, la agricultura orgánica contribuye a conservar las especies autóctonas y atractivas para polinizadores y otros beneficios naturales, lo cual es vital para mantener el equilibrio ecológico. En términos de salud humana, los alimentos orgánicos presentan menores niveles de residuos de pesticidas y, en algunos casos, pueden ofrecer perfiles nutricionales ligeramente superiores en comparación con los productos de la agricultura convencional.

Por último, la agricultura orgánica puede generar un valor añadido en el mercado, permitiendo a los agricultores obtener precios premium por sus productos, lo que refleja la creciente demanda de consumidores conscientes sobre el impacto ambiental y la calidad de los alimentos que consumen.