Episodio 365 de Podcast Agricultura

Episodio 365: Estrategias de riego en cultivos hidropónicos como el arándano con Antonio Acedo

Publicado:

| Actualizado:

Conversamos con Antonio Acedo, ingeniero del equipo técnico de Projar, sobre cuáles son las mejores estrategias de riego para cultivos hidropónicos, específicamente arándano, para determinar cuál es la más efectiva, es decir, aquella que nos garantice uniformidad, que es uno de los principales objetivos.

Para determinar la cantidad y frecuencia de riego en el cultivo hidropónico de arándanos, se deben considerar diversos factores como la temperatura, la humedad relativa, la intensidad lumínica, la evapotranspiración de las plantas y las propiedades físicas y químicas de la solución nutritiva.

¿Qué consideraciones se deben tener con el riego del arándano en hidroponía?

Los arándanos en hidroponía requieren un suministro de agua constante y equilibrado, por lo que hay que establecer un programa de riego que proporcione agua y nutrientes a las plantas, evitando tanto el riego excesivo como el déficit hídrico.

El sustrato debe tener una capacidad adecuada de retención de agua y aireación. Es importante monitorear y mantener la humedad del sustrato dentro de rangos óptimos para evitar problemas de encharcamiento o la sequedad.

El arándano en hidroponía requiere un pH específico del agua de riego para favorecer la absorción óptima de nutrientes. Generalmente, un rango de pH entre 5.5 y 6.5 es adecuado para el cultivo de arándanos.

El riego en hidroponía proporciona una oportunidad para suministrar nutrientes de manera controlada. Se debe monitorear y ajustar regularmente la solución nutritiva para mantener los niveles óptimos de todos los nutrientes esenciales.

La tecnología y los sistemas de monitoreo y automatización pueden ser de gran ayuda para gestionar eficientemente el riego. Sensores de humedad y medidores de pH pueden facilitar el seguimiento y ajuste preciso de los parámetros de riego.

Suscríbete a mi resumen semanal de noticias agrícolas

Recibe cada semana una reflexión para tu mejora profesional