Escucha el podcast en Spotify, Apple, Amazon e iVoox

Episodio 432 de Podcast Agricultura

Episodio 432: La industria global de producción de fertilizantes

Publicado:

| Actualizado:

La industria global de producción de fertilizantes es fundamental para la agricultura moderna. Produce fertilizantes nitrogenados, fosfatados y potásicos esenciales para maximizar los rendimientos de cultivos. La industria ha crecido significativamente desde el siglo XIX, impulsada por diversos avances.

Hoy en día la producción de fertilizantes está dominada por grandes empresas multinacionales. Estas compañías invierten en investigación y desarrollo para mejorar la eficiencia y sostenibilidad de los fertilizantes. La demanda global sigue aumentando debido al crecimiento poblacional y la necesidad de alimentos.

¿Cuándo empezaron los fertilizantes a ser tan importantes?

La importancia de los fertilizantes comenzó a aumentar a mediados del siglo XIX. En esta época, la agricultura enfrentaba el desafío de alimentar a una población en crecimiento. Los suelos empezaron a mostrar signos de agotamiento debido a la explotación continua sin prácticas de rotación de cultivos ni descansos adecuados.

El descubrimiento de los nutrientes esenciales para las plantas, como el nitrógeno, el fósforo y el potasio, impulsó la búsqueda de métodos para reponer estos elementos en el suelo. Justus von Liebig, un químico alemán, fue pionero al identificar la importancia del nitrógeno en la fertilización de cultivos. Su trabajo llevó al desarrollo de fertilizantes químicos.

A finales del siglo XIX y principios del XX, la industria de los fertilizantes comenzó a expandirse. La producción industrial de fertilizantes fosfatados y potásicos se incrementó. En 1909, Fritz Haber y Carl Bosch desarrollaron el proceso Haber-Bosch, que permitió la síntesis industrial de amoníaco a partir del nitrógeno atmosférico. Este avance fue crucial para la producción masiva de fertilizantes nitrogenados.

Durante el siglo XX, el uso de fertilizantes se volvió común en la agricultura moderna. La Revolución Verde de las décadas de 1940 a 1960, impulsada por científicos como Norman Borlaug, promovió el uso intensivo de fertilizantes junto con semillas mejoradas y prácticas de riego. Esto permitió aumentar significativamente la productividad agrícola y ayudó a reducir el hambre en muchas partes del mundo.

La creciente demanda de alimentos y la necesidad de maximizar los rendimientos han mantenido a los fertilizantes como un componente esencial de la agricultura. Sin ellos, la capacidad de producción de alimentos sería insuficiente para satisfacer las necesidades de la población global.

Lo más relevante del agro en tu correo

Una vez que te suscribas te llegará un correo de confirmación; si no lo ves revisa en la carpeta de spam.