Escucha el podcast en Spotify, Apple, Amazon e iVoox

Episodio 331 de Podcast Agricultura

Episodio 331: ¿Qué ocurre con el glifosato?

Publicado:

| Actualizado:

El glifosato es un herbicida que se utiliza para eliminar las malezas, que actúa inhibiendo el crecimiento de las plantas mediante la inhibición de la producción de aminoácidos aromáticos. El glifosato es un herbicida de amplio espectro, lo que significa que mata la mayoría de las plantas.

El glifosato se vende bajo muchas marcas, entre ellas Roundup, que es el herbicida que contiene glifosato como ingrediente activo más popular. El glifosato es eficaz contra muchos tipos de malas hierbas, incluidas las hierbas anuales y perennes, los juncos y las malas hierbas de hoja ancha, y contra ciertos tipos de árboles y arbustos.

En México actualmente hay un decreto que indica que, el glifosato se prohibirá totalmente en el país para 2024, lo que ha hecho que muchos agricultores y asociaciones relacionadas con la agroindustria levanten la voz para expresar que no existe actualmente una alternativa a este herbicida en el mercado.

De hecho, incluso se menciona que la productividad nacional podría caer de manera importante en caso de que no se pueda utilizar glifosato en México, lo cual por supuesto sería una problemática grave, porque al disminuir la producción aumentarían los precios de los productos para el consumidor final.

¿Por qué el glifosato es tan eficiente eliminando malezas?

El glifosato es un herbicida sistémico y no selectivo, lo que significa que afecta a la mayoría de las plantas verdes con las que entra en contacto. Actúa inhibiendo una enzima llamada EPSPS (5-enolpiruvilshikimato-3-fosfato sintasa), esencial en la vía del ácido shikímico. Esta vía es crucial para la síntesis de aminoácidos aromáticos, como el triptófano, la tirosina y la fenilalanina, que son fundamentales para el crecimiento y desarrollo de las plantas.

Cuando el glifosato se aplica sobre la superficie de una planta, es absorbido principalmente a través de las hojas y transportado por el sistema vascular, conocido como floema, hacia las partes en crecimiento y las raíces. Al inhibir la enzima EPSPS, se interrumpe la producción de aminoácidos esenciales, lo que lleva a una desregulación del metabolismo vegetal y, eventualmente, a la muerte de la planta.

Una de las razones por las que el glifosato es tan eficiente es su amplio espectro de acción. Al afectar la vía del ácido shikímico, que no está presente en animales, el herbicida elimina una gran variedad de malezas sin dañar a los animales o humanos. Su movilidad sistémica permite que alcance partes de la planta que otros herbicidas de contacto no logran, como raíces y brotes nuevos, asegurando la eliminación completa.

El glifosato también tiene propiedades de adsorción al suelo, lo que evita la deriva y minimiza su impacto ambiental cuando se usa correctamente. No obstante, la eficiencia del glifosato y su amplio uso han llevado a la aparición de malezas resistentes. La resistencia se produce cuando ciertas plantas desarrollan mutaciones o mecanismos que les permiten sobrevivir a la acción del herbicida, requiriendo enfoques más complejos para el control de malezas.

Lo más relevante del agro en tu correo

Una vez que te suscribas te llegará un correo de confirmación; si no lo ves revisa en la carpeta de spam.