Escucha el podcast en Spotify, Apple, Amazon e iVoox

Episodio 362 de Podcast Agricultura

Episodio 362: Información de mercados para aumentar la rentabilidad de los agronegocios con Sergio Orozco

Publicado:

| Actualizado:

Platiqué con el Dr. Sergio Orozco de la Universidad de Guanajuato, quien nos platica sobre la importancia de contar con información de mercados para que los agronegocios puedan aumentar su rentabilidad, siendo así más resilientes ante los retos de gran magnitud que está afrontando el agro.

Uno de los aspectos clave para aumentar la rentabilidad de los agronegocios es contar con información actualizada y precisa sobre los mercados. Esto permite a los productores tomar decisiones informadas sobre qué cultivos plantar, cuándo y cómo comercializarlos.

¿Cómo se puede medir la rentabilidad de un agronegocio?

Medir la rentabilidad de un agronegocio implica analizar varios indicadores clave que reflejan la eficiencia con la que se utilizan los recursos y la generación de beneficios. Uno de los principales indicadores es el Margen Bruto Agrícola (MBA), que se calcula restando los costos variables (semillas, fertilizantes, mano de obra directa, etc.) del valor de la producción a precio de mercado. Este margen ayuda a entender cuánto dinero queda disponible después de cubrir los costos directos de producción.

Otro indicador importante es el Resultado Neto, que se obtiene al restar todos los costos, incluidos los fijos como amortizaciones y costos de estructura, del valor de la producción. Este resultado muestra la capacidad del agronegocio para generar beneficios netos después de cubrir todos los gastos.

La Rentabilidad sobre Activos (ROA, por sus siglas en inglés) compara el beneficio neto con el total de activos utilizados. Este ratio es esencial para evaluar cómo se están utilizando los activos en el negocio para generar ganancias. Un ROA alto indica una utilización eficiente de los activos.

La Rentabilidad sobre el Patrimonio (ROE, por sus siglas en inglés) mide el retorno de la inversión para los propietarios del negocio. Se calcula dividiendo el beneficio neto por el patrimonio de los propietarios. Este indicador es crucial para los inversores, ya que muestra la eficacia con la que se está empleando su capital.

El Punto de Equilibrio también es fundamental para medir la rentabilidad. Este análisis muestra la cantidad mínima de producción o ventas necesarias para cubrir todos los costos del negocio, tanto fijos como variables. Saber dónde se sitúa el punto de equilibrio ayuda a los gestores a tomar decisiones sobre precios y volumen de producción.

Finalmente, es vital incorporar análisis de flujo de caja para entender la liquidez del negocio, es decir, la disponibilidad de efectivo para cubrir las obligaciones del día a día. Un flujo de caja positivo es indicativo de que el negocio no solo es rentable sino también viable a corto plazo.

Lo más relevante del agro en tu correo

Una vez que te suscribas te llegará un correo de confirmación; si no lo ves revisa en la carpeta de spam.