Episodio 395 de Podcast Agricultura

Episodio 395: Robee, una solución de polinización para el arándano con Fernando Ramos

Publicado:

| Actualizado:

En la Expo Agroalimentaria 2023 tuve la oportunidad de entrevistar a Fernando Ramos, quien actualmente es Director de Ahern Soluciones Integradas. La conversación estuvo centrada en Robee, un robot polinizador para el arándano con el cual se puede aumentar hasta en un 30% la productividad de esta berry.

La empresa ofrece Robee como una solución a la medida, ya que el robot se renta como parte de un paquete que incluye la calibración y asesoría en campo, de forma tal que un agricultor de arándano no debe realizar una compra para luego darse cuenta de que tendrá 10 meses parado el robot.

¿Por qué el arándano es un cultivo tan difícil de polinizar?

El arándano, esa pequeña baya azul que tanto nos encanta, presenta un desafío curioso en su polinización, y no, no es porque las abejas sean perezosas o porque los arándanos sean exigentes por naturaleza. La razón es más bien un asunto de “incompatibilidad” entre el arándano y los polinizadores comunes.

Primero hablemos de la flor del arándano: su forma es como la de un pequeño tubo de campana invertido, algo así como un sombrerito puntiagudo. Esto ya complica las cosas porque no es la típica flor plana donde una abeja podría aterrizar fácilmente para hacer su trabajo.

Ahora, el segundo problema es aún más interesante. Las flores del arándano necesitan un tipo específico de vibración para liberar su polen, algo que en el mundo de las abejas se conoce como “buzz pollination” o polinización por vibración. No todas las abejas hacen esto. De hecho, la abeja común, esa trabajadora incansable que conocemos todos, no es muy buena en este tipo de polinización. Entonces, necesitamos un tipo especial de abejas, como las abejas solitarias o los abejorros, que sí saben cómo sacudir esas flores para liberar el polen.

Por último, y para añadir una pizca más de drama a este “thriller” de la polinización, resulta que las flores del arándano no son muy generosas ofreciendo néctar. Entonces, imagina a estas pobres abejas, que ya están haciendo un esfuerzo extra con toda esa vibración, y encima no reciben un buen pago en néctar.

Esto hace que la polinización del arándano sea no solo difícil, sino también menos atractiva para los polinizadores. Por lo tanto, polinizar arándanos no es un trabajo para cualquier abeja, es un arte que requiere de especialistas, y aun así, no es la tarea más gratificante del jardín.

Suscríbete a mi resumen semanal de noticias agrícolas

Recibe cada semana una reflexión para tu mejora profesional